Ha llegado a nuestra redacción el caso de Armando Truños, natural de Cádiz y padre de 5 hijos que todos los años viaja a la Luna al menos dos veces para poder hacer caca tranquilo.

Desde Cabronews nos hemos acercado hasta la casa de Armando y después de recibir varios pelotazos de dos de sus hijos, tropezarnos con un scalextric y quedarnos medio sordos con el Reguetón a todo volumen que tenía puesto su hija adolescente, hemos conseguido obtener el siguiente testimonio de Armando:

“Todo empezó hace unos tres años que vino de visita a mi casa mi cuñada ‘la conejo’, que es como la llamamos nosotros, con sus 8 hijos pequeños, solo de pensar la que se iba a liar en mi casa me entraron unas ganas de hacer caca horribles, así que salí espantado de mi casa y me fui a la Luna a hacer mis necesidades”.

“La experiencia de verme allí tan tranquilo y encima haciendo caca solo lo sabe el que ya lo ha vivido, es indescriptible, si por mi fuera viajaría a la Luna a hacer caca al menos una vez al mes, pero es que cuesta un dineral el viaje y además el tiempo que se tarda en llegar, la última vez por poco me cago encima por el camino”, ha sentenciado Armando.