Hoy les presentamos la historia de José Mental, butanero de Cuenca con más de 30 años de servicio que según parece lleva desde el pasado martes atendiendo mensajes de Whatsapp, Facebook, correo electrónico e incluso postal con motivo del día del padre.

Nuestro reportero Francisco Tilla ha podido hablar con José, que le ha contado lo siguiente, “desde el martes tengo el teléfono que echa humo, el buzón rebosando de cartas, aun no me ha dado tiempo ni de abrirlos todos”.

José es conocido en todo cuenca como el butalover y según una leyenda urbana que le persigue, el 20% de los y las conquenses menores de 30 años son descendencia suya.

En cualquier caso José lo lleva bien y asegura que esto no responde más que a una leyenda, que él es una persona muy formal. Aunque fuera de micro nos confiesa, “espero que no se pongan a hacer pruebas de paternidad en masa porque con mi sueldo de butanero casi no llego ni yo solo a fin de mes”.