La rueda del desarrollo no para y ya han aparecido los primeros donantes de pelo que prestan sus cabezas para generar exactamente el pelo que le falta a los desdichados de pelo pobre que quieren recuperar su mata de pelo original.

El procedimiento es sencillo, te hacen un estudio inicial donde se valora el pelo que te falta, se saca un molde de la calva y sobre la cabeza del donante se instala la misma plantilla eliminando todo el pelo no necesario, para que el pelo a trasplantar vaya cogiendo fuerza de cara al trasplante.

A este curioso fenómeno se le ha llamado la cabeza de alquiler y ya se cuentan por miles los turcos que hacen cola en las clínicas de trasplantes capilares para ofrecerse como donantes.

Desde Cabronews hemos mandado a nuestro reportero más internacional, Javi Ajero, para entrevistar a alguno de estos donantes anónimos, aquí las palabras de uno de ellos:

“Yo esto no lo hago por el dinero, yo lo hago por el placer de generar el pelo de una persona que no puede generarlo por sí misma”, “no hay nada tan bonito en este mundo como ver un calvo cuando sale de la clínica con su pelo”.