“Me he quitado un peso de encima” nos cuenta esta ciudadana que nos pide guardar el anonimato, “he llegado al hospital con fiebre y mucha tos, no sé muy bien qué tengo pero cuando me han dicho que no estoy embarazada y me han mandado para casa me he quedado más que satisfecha” relata a nuestro corresponsal en la zona, Paco Tilla.

Cientos de personas están llegando a los centros de salud de esta zona, a las afueras de Madrid atraídos por la noticia de la llegada de los nuevos test comprados por el Gobierno a las autoridades chinas, para conocer la situación hemos querido hablar con el doctor Juan Mercromina que lleva días esperando estos aparatos:

“Estamos esperanzados, estos test son muy avanzados, analizan multitud de parámetros y deparan muchas sorpresas, estamos diagnosticando embarazos, demencia senil, algún tumor benigno y grandes dosis de estupidez humana, este test no se guarda nada y el paciente lo agradece”, nos cuenta el dr Mercromina, “Yo mismo he tenido que comunicar en persona a algún paciente que a usted lo que le pasa es que es imbécil, váyase a casa y tome reposo y se marchan encantados oiga”.