Pasadas las 11:00h. de esta misma mañana se presentó en los juzgados de familia de Marbella, Dña.Rosalia Despecho, soltando una cantidad enorme de improperios e insultos al marido, muy malhumorada y con una demanda de divorcio bajo el brazo para dar carpetazo a su matrimonio.

Hemos podido contactar con la vecina que le acompañaba, Dña. Rogelia, pero solo ha querido declarar que el marido se iba de cacería o de pesca con mucha frecuencia, ella personalmente veía como metía las escopetas o cañas de pescar en su coche, se marchaba de madrugada y hasta el día siguiente no aparecía.

Una vez fuera de micrófono a esta amiga le pudieron las ganas, no se pudo aguantar y nos largó todo lo que sabía, no tiene desperdicio:

“A mi me olía super mal, sabía que se la estaba pegando con otra porque no es normal, un fin de semana de pesca y al siguiente de caza”.

“Se coge antes a un mentiroso que a un cojo y a este le han pillado con el carrito de los helados, no se acordó si le dijo de pesca o de caza, cuando apareció en casa con el pescado, la mujer le preguntó que en que coto de caza se cazaban pulpos o pescados”.

“Intentó convencerla de que le dijo que este fin de semana se iba de pesca, casi convencida se dio cuenta de que todos los pescados traían un sello de ‘pescado en Andalucía’, a partir de ese momento solo le quedó firmar la demanda de divorcio”, asegura Rogelia ante nuestro reportero.