Hoy Cabronews presenta la historia de Sofía Tíquis Miquis, una vecina de Jerez de la Frontera, que por no romper el matrimonio de 35 años con “un gran hombre” según ella, ha decidido prohibirle que se dirija a ella hablándole.

Sofía, sólo le permite a su marido comunicarse con ella a través de audios de WhatsApp, por teléfono o por escrito porque no soporta más su mal aliento debido a un problema grave de Halitosis.

Hasta tierras gaditanas se ha desplazado una de nuestras reporteras al encuentro de Sofía, para obtener algún detalle de cómo llevan el día a día después de las “nuevas normas” implantadas, estás son sus palabras:

“Tras 35 años de matrimonio, un simple mal olor no es suficiente para separarnos. En un principio no lo encajó bien, se le olvidaba que no podía hablarme, pero a todo se acostumbra el ser humano”.

“Tuve que tomar esta alternativa porque sobre todo en la mesa era insoportable, me quitaba hasta las ganas de comer de la peste que salía de su boca al hablar. Hoy en día se respira en casa otra atmósfera”, sentencia Sofía, en exclusiva para Cabronews.