Desde Cabronews queremos compartir el testimonio de un señor de Córdoba, que antes de pasar por el quirófano para solucionar un problema de hemorroides, descubre y decide usar el succionador de clítoris de su esposa para aliviar sus molestos picores.

Una de nuestras reporteras ha conseguido entrevistar a este anónimo cordobés, que muy contento con los resultados obtenidos tras el gran descubrimiento, comparte con nosotros su experiencia.

“Algunas noches me despertaba muy desesperado con fuego en el culo, ya no sabía con que más arrascarme. Sin saber ni lo que era, agarré el aparatito nuevo de mi señora, lo puse en marcha y algo maravilloso sucedió”.

“Pasé de querer pasarme una lija por el culo, a un estado y sensación de frescor, placer y alivio, que soy incapaz de describir. Recomiendo a cualquier persona que tenga problemas de hemorroides que se compre un succionador de clítoris, yo ya tengo el mío. Desde que lo probé he dejado de ponerme Hemoal”.