A nuestra redacción ha llegado la historia de Dolores Deoidos y su marido Agustín Chahuevos, matrimonio que tras 20 años juntos ha decidido separarse ya que Dolores no aguanta más las bromitas de su marido.

Nuestro reportero Francisco Tilla, se ha desplazado hasta el domicilio conyugal para entrevistar a la susodicha y estas han sido sus declaraciones:

“Hasta el madroño me tiene ya este hombre”, “cuando éramos adolescentes toda la pandilla se reía mucho con Agustín que siempre era el centro de atención y siempre nos hacía reír mucho a todos”, “pero esa gente no lo tiene que aguantar en casa”, “todo el día diciendo tonterías, haciendo las mismas bromas, le sacas un tema serio y está esperando a meter el chiste”, “o me divorcio o le pongo un bozal”, ha sentenciado muy seria Doña Dolores.

Por su parte su todavia marido no ha querido declarar nada y se ha limitado a recibirnos en la puerta disfrazado de bebé gigante, hacer ruidos de vaca mientras su mujera hablaba, y despedirnos con un calvo por la ventana mientras nos montabamos en el coche.