Pedro Sánchez ha ejecutado este sábado la primera gran remodelación de su Gobierno, que no había afectado a los ministerios de Unidas Podemos excepto al de Igualdad, que esta misma tarde, sin que absolutamente nadie lo esperase y sin previo aviso a sus socios de Gobierno, ha sustituido a la actual ministra, Irene Montero por Rocío Carrasco.

También sale la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, y también el jefe de gabinete del presidente, Iván Redondo. Aunque nada ha sentado tan mal a Podemos como este cambio de última hora.

“Nos ha parecido muy mezquino que in-extremis cambie a una de nuestras ministras sin consensuarlo con nadie, pero a mí personalmente me parece genial el cambio. Rocío Carrasco ha demostrado tenerlos bien puestos”, twitteó Echenique.

“Se han saltados todos los códigos éticos y morales desde que estamos en democracia. Pero agradezco que se venga a casa Irene porque yo solo no soy capaz de encargarme del casoplón y de los niños, se me viene la casa encima. Quiero agradecer públicamente al presidente del Gobierno el gran favor que me ha hecho sin saberlo”, subió a su Instagram Pablo Iglesias.