Rosario Flores al fin puede estar tranquila, después de 27 años preguntándose por qué su gato hace uy uy uy, esta mañana lo ha llevado a un veterinario amigo de su marido y ha descubierto el motivo.

Uno de nuestros reporteros ha podido entrevistarse con la cantante madrileña que muy amablemente nos ha dejado las siguientes declaraciones en exclusiva para Cabronews:

“Pues la verdad es que andaba un poco sorprendida de que el gato tuviera 27 años y siguiera vivo, así que decidí llevarlo al veterinario y una vez allí el hombre me contó el porqué mi gato hace uy uy uy”.

“Según el veterinario cuando mi marido se pone a ver el fútbol en el sofá, el gato el pobre se pone nervioso cuando cree que algún equipo va a marcar y entonces hace uy uy uy. Y es por su pasión por el fútbol por lo que el gato sigue todavía vivo”.

“También me ha dicho que últimamente cuando va a casa a ver el fútbol con mi marido lo ha visto reclamando el VAR en más de una ocasión y pidiendo penalti a los árbitros a gritos, dice que tengo gato como para otros 27 años por lo menos”.