El mundo de la gastronomía ha pasado en los últimos años de sus apuestas más tradicionales a otras más vanguardistas, como es el caso de este pequeño restaurante, “El asador de los tomates”, regentado por Monica Arnivora.

Hasta este restaurante hemos enviado a nuestro corresponsal culinario, Federico Mida Quemada, para entrevistar a su propietaria y estas han sido sus declaraciones:

“Aquí de toda la vida de Dios se han echado vacas enteras sin pelar a la parrilla y a todo el que entraba se le servía un cacho”, “pero de un tiempo a esta parte la gente se comía las cuatro hojas de lechuga que ponía para decorar y me dejaban el chuletón intacto”, “últimamente entre dietas, alergias, intolerancias y demás movidas chungas no sabe una como acertar en la cocina”, “así que cambié la carta por completo”, “ahora mis platos más vendidos son la piedra cubierta de musgo y la lechuga aliñada con rocío primaveral de la mañana”.