Esta misma semana el Presidente del Gobierno ha hecho público que van a premiar al único político que, acudió religiosamente a todas y cada una de las sesiones que se celebraron en el Congreso de los Diputados.

Es más, según fuentes cercanas al Presidente, esta persona, de la que aún no ha trascendido la identidad, incluso atendía, intervenía y no echaba ni una sola cabezada en su escaño.

En Cabronews no nos terminanos de creer que un ser así pueda existir, siendo una descripción más cercana a mitologías como la del chupacabras, el hombre del saco o la niña de la curva. Por lo que hemos enviado a nuestro reportero Fermín Trépido, a recabar información de primera mano y ha podido entrevistar a un trabajador anónimo del Congreso que no ha querido dar su identidad. Estas son sus palabras:

“Yo doy fe de que eso es verdad, no puedo decir quien es porque me juego el puesto, pero esta persona entra por la puerta todos los días a las 8:00 de la mañana”, “viene desayunado de casa, por lo que no para a media mañana a comer y sigue en su escaño trabajando”, “incluso hay compañeros que lo han visto quedarse a trabajar solo por las tardes, aunque yo como me voy a las 12 eso no lo he visto”, “lo que si vi una vez, fue que derramó el agua y pidió una fregona para recogerla ella misma”, “eso sí que no lo había visto nunca en un político”.