El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha reconocido en sus redes sociales que el acuerdo firmado por la portavoz del PSOE, Adriana Lastra; el de Unidas Podemos, Pablo Echenique, y la de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, no tiene ninguna validez porque cuando se lo propuso a Pablo Iglesias estaba únicamente bromeando.

“La culpa de todo la tiene Iglesias, que todavía no me conoce bien y no sabe cuando estoy de coña, estaba de risas con él en Moncloa y le dije a modo de broma que deberíamos de llegar a un acuerdo para derogar la actual reforma laboral con EH Bildu, a lo que me respondió: agárrame el cubata”.

“Nunca me pude imaginar que saliera corriendo de Moncloa en dirección a casa de Echenique para contárselo todo y que en menos de una hora estuvieran los 3 portavoces firmando la derogación integra de la reforma laboral”.

“Ya no vuelvo a contarle más una broma a Pablo, se lo cree todo, si lo hubierais visto como corría para casa de Echenique… parecía un loco, cada vez que me acuerdo me parto de la risa”, sentenciaba Sánchez con lagrimas en los ojos recordando ese momento tan divertido ante nuestro reportero.