Nos ha llegado a nuestra redacción el caso de Manuel Calufa Gorda y Angustias Sinaire, una pareja del municipio cordobés de Montoro, que tras la ola de calor y no disponer de aire acondicionado en su domicilio han decidido vivir con la cabeza metida en el frigorífico de su cocina por turnos.

Uno de nuestros reporteros se ha acercado hasta este municipio cordobés, considerado el más caluroso de toda España, y ha podido entrevistarse con el Sr. Calufa Gorda que nos ha dejado las siguientes declaraciones:

“Mi mujer trabaja de mañana y yo de tarde, así que lo primero que hago nada más despertarme es abrir la nevera y quedarme con la cabeza metida hasta que llega Angustias a eso de las 15:00 de la tarde”.

“A partir de esa hora me quito yo y se pone ella, subida en una silla porque sino no llega, hasta las 23:00 que llego yo del trabajo, después de esa hora vamos haciendo turnos de una hora cada uno”.

“Este calor es insufrible, estamos pensando en comprar una segunda nevera, para no tener que hacer turnos por la noche, ha sentenciado Manuel con trozos de escarcha en la cara”.