La DGT, de la mano de su director Agustín Despacio, ha introducido una nueva ley que prohíbe lanzarse ‘a lo loco’ en silla de ruedas por una rampa cuesta abajo sin asegurarse antes si al final de la rampa hay cocodrilos.

Una de nuestras reporteras se ha acercado hasta la Dirección General de Tráfico y ha podido entrevistarse con el impulsor de esta nueva ley el Sr. Despacio que nos ha dejado en exclusiva las siguientes declaraciones:

“Tenemos los hospitales llenos de personas con mordeduras de cocodrilos por lanzarse en sillas de ruedas, patinetes eléctricos, incluso montados en carritos del Mercadona por las rampas sin haberse asegurado previamente si al final de éstas hay cocodrilos”.

“Esta nueva tendencia veraniega es el equivalente al balconing en Mallorca, por este motivo desde la DGT y con el apoyo del Gobierno nos hemos visto obligados a erradicar esta práctica temeraria con sanciones que pueden superar los mil euros”.

“Las muertes por mordeduras de cocodrilo superaban ya a las provocadas por el tabaco y el alcohol juntas, teníamos que tomar medidas urgentes y las hemos tomado”, ha sentenciado el Sr. Despacio.