La famosa marca de deportes Nike ha presentado su nueva colección de chanclas de playa comestibles hechas con lechuga de la huerta, con la que pretende revolucionar el sector y dar un paso definitivo hacia diseños atrevidos y el respeto al medioambiente, valores ambos importantes para el público más juvenil.

Hablamos con el creador de este nuevo concepto, el señor Juan Ensaladas, “la idea surgió un día que me encontraba tieso de dinero y sin nada que rascar en el frigorífico, me di un paseo por la playa y después de tratar de pescar con las manos y correr detrás de cangrejos, me vi desesperado y acabé dando mordiscos a las chanclas de caucho”.

“Aquello me tuvo enfermo varias semanas en el hospital, el tiempo suficiente para dar con esta idea con la que espero salir de pobre ¡para siempre!. Las zapatillas tienen una duración aproximada de 45 minutos, después de ese tiempo, comérsela dejará de ser una opción saludable”, nos advierte.

“Para aquellos consumidores más exigentes, tenemos previsto entregar con cada par de chanclas, un pack de vinagre y aceite con el que disimular el olor a pie de la lechuga, ¿no es genial?”