“Estos son los únicos papeles que yo gasto agente”, estas fueron las palabras al parecer que dijo el conductor cuando en un control rutinario le pararon para solicitar la documentación del vehiculo.

El incidente tuvo lugar el pasado fin de semana, cuando el agente Manuel Romero Madero, como en tantas otras ocasiones solicitara los “papeles” al conductor de un vehículo. Cuál fue su sorpresa cuando, en lugar de la documentación, el conductor ofreció un librillo de papel de fumar al tiempo que le echaba el humo en la cara de algo que olía mejor que el tabaco.

Romero Madero, que no daba crédito, advirtió al conductor que “esos no son los papeles a los que me refiero”, a lo que el conductor le replicó “que esos eran los únicos papeles que llevaba encima, tronco”, y “que pillara un par de ellos de buen rollo pero que no le fuera a dejar sin papel”.

El incidente se saldó con una cuantiosa multa y una retirada de carnet que quitaran al conductor las ganas de echar humo por un tiempo.