Ha nacido una estrella, o eso han debido pensar en la federación española de atletismo porque Mario Vaquerizo ha entrado en el equipo olímpico sin haber corrido aún una sola carrera en su vida, “mi último recuerdo corriendo fue hace 4 años cuando estuve a punto de perder un taxi” ha comentado a los medios.

De hecho, hace poco al ser preguntado en el Hormiguero sobre qué deportes practicaba respondió con un escueto “yo soy más de ir con tacones querido”.

Ha sido esta misma mañana, al conocerse la noticia, cuando Mario ha querido agradecer al mundo del deporte el honor y la oportunidad que supone representar a España asegurando que estrenará esta misma semana unos tenis del año 2003 que tenía sin usar porque no había encontrado como conjuntarlos.

“Sabemos que es arriesgado pero tenemos plena confianza en él” nos cuenta el capitán del combinado nacional Jose Visionario “tiene una planta estupenda, estamos seguros de que deslumbrará en los Juegos Olímpicos, esta misma semana lo vamos a meter en un polideportivo con las anillas y el potro y seguro que nos deja con la boca abierta”.