A lo largo de la tarde de ayer, miembros del ayuntamiento de Barcelona confirmaron a la redacción de Cabronews, una iniciativa puesta en marcha por una vecina de la urbanización de Quim Torra que, ni corta ni perezosa, ha pedido permiso al consistorio para convocar un referéndum vecinal que les permita independizarse de su famoso vecino.

“Nosotros los vecinos estamos de acuerdo con Quim, todo el mundo tiene derecho a votar lo que quiera, cuando quiera y nosotros queremos ser los primeros en ejercer ese precioso derecho y no tener que vernos atrapados en el ascensor o en la piscina de la urbanización mientras nos da la chapa política”.

Quim por su parte, según las mismas fuentes, ha intentado persuadirles de que eso es absolutamente ilegal y que carece de fundamento de cualquier tipo, pero que como buen demócrata, acatará lo que dicten las urnas.

Sin embargo, los vecinos denuncian que ahora tienen un problema mayor, un grupo de Mossos les cambió las cerraduras de madrugada y ahora ven a Torra con el manojo de las llaves de todos sus pisos en el balcón mientras les lanza besos al aire.