Las vacaciones pueden pasar factura tanto a nivel físico como emocional y no son pocos los que vuelven al trabajo después de estos días más cansados de lo que se fueron antes de los ansiados días de descanso.

Las comidas, los excesos, las visitas a los amigos, los regalos… son tantas las actividades que se desarrollan durante estas fiestas en tan poco tiempo que al cuerpo le termina por pesar.

No es de extrañar que no sean pocos los políticos que en los últimos días ya estén deseando volver a su escaño para poder descansar cuerpo y mente y poder desconectar unos días.

Uno de ellos, cuya identidad no se nos permite ser revelada ya que ha decidido mantenerse en el anonimato nos ha dejado las siguientes declaraciones en exclusiva. “Yo donde realmente descanso es en mi escaño”, “ahí se está calentito, nadie te molesta, y siempre hay un señor o señora con voz monótona al estilo de los documentales de animales que te pone el cuerpo suave, suave”.