“Nos encantaría tirar caramelos y regalos pero no nos termina de apetecer” nos reconoce un cansado Melchor.

Desde Cabronews, podemos confirmar que las cabalgatas estarán equipadas con todo lujo de comodidades, en vez de duros sillones llevarán sofás de 3 plazas, cada rey tendrá su cachimba a juego con su traje y se ha reducido drásticamente el número de caramelos ya que, “su constante lanzamiento era una fuente tremenda de estrés y un sobre esfuerzo que ya no está justificado en pleno siglo XXI”, nos asegura la concejal de Fiestas Mayores, Inés Saavedra.

Es por ello que Carmena afirma “venimos de una tradición inaceptable de explotación a los Reyes Magos y este Ayuntamiento quiere ser pionero en reconocerles el trabajo de toda una vida dedicada a cargar peso y a lanzar caramelos, no lo vamos a seguir tolerando”.