Hoy la actualidad nos lleva a la ciudad de León, donde Jesús Iluminado, padre de un bonito bebé ha sido sorprendido cambiando a su niño de tres semanas por otro en el ala infantil del Hospital Universitario de León según sus palabras “porque mi mujer me ha insistido en que lo fuera cambiando mientras se duchaba”.

Tras ser abordado por un personal sanitario que no salía de su asombro, Jesús ha comprendido finalmente que las palabras de su mujer tenían otro sentido, “la verdad es que yo estaba muy preocupado, me daba pena el chiquillo y no entendía la frialdad de mi señora que, hasta ese momento, me había parecido muy buena madre”.

Por su parte, su mujer Angustias Sinfin, que afirma tener en su poder una carta del mismo Vaticano para hacerla Santa, los ha recogido ya y se encuentra en el domicilio familiar sopesando qué hacer con su marido, que aguarda paciente la decisión atado a una silla, con los ojos vendados y comida de lata para varios días.