La afición del Betis no ha tenido una temporada fácil, tras la destitución del técnico Quique Setién y el fichaje de Rubi, parecía que el club daba un paso al frente para aspirar decididamente por Europa pero finalmente no ha podido ser.

Sin embargo, las últimas semanas han sido probablemente las más importantes de toda la temporada y es que el Real Betis suma ya tres jornadas sin conocer la derrota y eso no pasaba desde la temporada 2011-2012, hecho que ha aprovechado la afición para organizarse y salir a los balcones a aplaudir para sentir al resto de béticos del vecindario.

“Estamos viviendo una cosa muy bonita” nos cuenta Manue, su socio número 7, “ahora estamos en una fase en la que nuestro Betis se ve como un equipo sólido, al que es imposible meterle gol y eso hay que celebrarlo porque le diré una cosa, para los que llevamos más de 50 años de carné pensábamos que esto no lo viviríamos ya estando vivos, pero hay que darle las gracias al Coronavirus porque no he dormido un fin de semana así de tranquilo en mi vida”.