Kiko Rivera reapareció en la mañana de hoy en Telecinco con una sonrisa de oreja a oreja, y es que el hijo de la tonadillera no puede ser más feliz en estos duros momentos de confinamiento en los que, para ser un héroe, lo único que debe hacer es quedarse tirado en el sofá y levantarse nunca antes de las 12.

“Bueno Ana Rosa que queréis que os diga, yo estoy en mi salsa, el sofá tiene ya mi molde hecho, sólo yo lo uso porque a los demás les resulta incómodo tumbarse y acoplarse a mi silueta ya hecha con tanto tesón y perseverancia” contaba divertido Kiko.

“De hecho, si te soy sincero no hecho de menos la música, porque a ver, seamos honestos, de algo hay que vivir pero tu no sabes lo que es salir de casa cada mañana sabiendo que me tengo que ir a no se qué centro comercial para cantar Tubo Escape“, cuenta Kiko ya con semblante más serio, “vamos a ver, que lo voy a decir, que me han llamado de Guantánamo preguntándome que cómo voy con los derechos de autor, que allí lo ponen a todas horas y es el mayor hit que se recuerda, con eso te lo digo todo ¿no?” concluía un sincero Kiko.