La Casa Real ha confirmado este martes que Juan Carlos de Borbón realizará el Ramadán el próximo año como cualquier musulmán. El escueto comunicado afirma que el anterior jefe del Estado se está integrando tan bien a la vida en Abu Dabi que ya se puede presuponer que no tiene pensado volver a corto plazo y se especula que llegue a convertirse al Islam.

Fuentes fidedignas que colaboran con Cabronews, aseguran que el ex-monarca está preparándose física y mentalmente para cuando llegue el noveno mes del año musulmán, estar preparado para guardar ayuno durante las horas de sol y no beber alcohol ni tener sexo en todo el mes.

El equipo de psicólogos y preparadores de Juan Carlos I son muy optimistas, y aunque es pronto para sacar conclusiones piensan que con el tema de la comida y la bebida no va a tener problema. Lo que realmente les preocupa es mantener el “conocido y fogoso instinto viril que caracteriza al emérito” durante un mes y su pasión y gusto al whisky caro y al buen vino.

En Cabronews también hemos podido conocer que el esfuerzo de Juan Carlos está dando sus frutos y ya ha dejado de comer cerdo. Ha regalado a sus escoltas españoles los 19 jamones y 45 cañas de lomo de bellota que encargó el primer día que llegó a Abu Dabi.