Acabamos de recibir en nuestra redacción una de esas noticias que nos encanta compartir con nuestros lectores. Un joven emprendedor gaditano entra en el gran mercado del descanso gracias a la gran idea de fabricar almohadas con las pelusas que se almacenan en su ombligo.

Una de las reporteras más perezosas de Cabronews, expertas en todo lo relativo a la “siesta”, ha conseguido localizar a este joven gaditano, natural de Chiclana y que sin mostrar su rostro, nombre ni edad, nos deja estas declaraciones:

“Empecé a guardar las tres o cuatro pelusillas que me sacaba diariamente del ombligo en un bote de mermelada sin pensar en absoluto en hacer nada con ellas en un futuro”

“En tres días había llenado el bote, así que decidí convencer a todo mi círculo de amigos y familiares para que me dieran sus pelusas. En menos de un mes no había un rincón libre en el trastero dónde poner otra pelusa”

“El negocio surgió cuando mi madre me dijo que limpiara el trastero, con la primera bolsa que rellene me saltó la inspiración al ver lo cómoda y sostenible que podría llegar a ser una almohada rellena con este material 100% reciclado. Estamos barajando fabricar edredones también”. Sentencia este joven ante nuestra reportera entre bostezos.