Todo ello ha sido posible gracias al estudio elaborado por la universidad Juan Carlos I de Madrid donde los científicos han sido capaces de producir chorizos de alta calidad en esta nueva máquina.

Desde Cabronews nos hemos reunido con Fuet Revilla director del estudio: “Este invento ha sido posible tras varios años de observación de la urna en turnos de 24 horas, donde nos hemos percatado de que aquellos sobres más tapados y a la sombra comienzan un proceso de transformación que dará lugar a un chorizo supremo”.

“Una de las ventajas de la máquina nueva, es la fecha de caducidad del producto, ya que te garantiza un mínimo de 4 años y un máximo de 30 años de chorizos frescos y de primera calidad”.

“Lo más impresionante de este descubrimiento es la transformación de los sobres blancos en chorizos, pero también es de destacar el aumento de concentración de frescura y curación que nos cautiva a todos y claro, así nos va”. Nos afirma encogiendo los hombros.