Me llamo Ramón Travieso, tengo 42 años y me acaba de llamar mi vecina del tercero diciéndome que está embarazada y que es mío, y ya es la tercera en lo que llevamos de confinamiento. El motivo de dar a conocer mi historia es para avisar a hombres y mujeres que se ven a escondidas, que tengan mucho cuidado porque están creciendo los embarazos no deseados en España de manera considerable.

Espero que no salgan más porque esta última ya no me ha sentado nada bien, siendo la única soltera. Fue un error dejarme seducir por ella, las otras dos están casadas y no dirán nada por la cuenta que les trae, pero con esta me da a mí que voy a tener más de una movida, si no nos hubiesen confinado jamás me habría acostado con ella porque aparte de que no me llama la atención, es super intensa, no la soporto.

Estoy buscando pisos por otras zonas para quitarme de aquí cuanto antes, no voy a dejar de ejercer mis obligaciones como padre de la criatura pero a empezar una relación con la madre me niego rotundamente. Aún no me puedo explicar cómo me pude acostar con ella y mucho menos que la fecundara, he llegado a pensar hasta que me drogó.

En fin, tengan cuidado y no se dejen llevar por el calentón. Estén atentos y atentas porque la gente está muy desesperada y no se pone protección o falla la marcha atrás y después te llegan “regalitos inesperados”. ! Háganlo bien pero miren con quién¡