Recientemente hemos conocido un importante hallazgo publicado por la prestigiosa revista de divulgación científica Science. En concreto, el estudio del Dr. Takito Pañale se centraba en conocer el gen responsable de que ningún padre siga la pista de la ropa del bebé.

“En este estudio con 5439 padres hemos analizado las posibles razones por las que se produce una desconexión en el lóbulo Parietal del cerebro masculino, lo cual impide mantener el recuerdo de dónde se han guardado las prendas del bebé en el armario”.

Finalizando el estudio, tan solo un padre fue capaz de elegir el cajón de los bodis, de las rebequitas y de los petos en un solo intento. Akita Mibodi nos lo cuenta en primera persona, “realmente es algo innato, me encanta doblar la ropita de mi niño, quedar con algún amigo para intercambiarnos conjuntos que ya no usamos y tener al día su armario, es algo que me apasiona… Los científicos me han dicho que deben hacerme nuevas pruebas para confirmar esto que digo”.