La exclusiva la ha dado hoy Telecinco en horario de Prime Time. El asombro de los espectadores ha sido tal que un hombre de mediana edad ha tenido que ser atendido en plató por los servicios médicos del programa ante un amago de parada cardiaca.

El individuo en cuestión ha pasado la prueba del polígrafo a la que ha sido sometido en riguroso directo y ha asegurado que no descarta volverse a reír con el afamado humorista. Esta afirmación ha enervado los ánimos de los colaboradores que no han tardado en poner en duda el estado mental del entrevistado.

No han sido pocas las voces que afirman que este chico solo busca la fama a cualquier precio… sea como fuere, Arévalo no ha tardado en contestar asegurando que este no es un hecho aislado y que, muy pronto, nos sorprenderá con nuevos chistes que “harán volar nuestra imaginación”.