Jose Vargas Lleta, presidente de una conocida marca de galletas, ha realizado unas sorprendentes declaraciones, haciendo una clara analogía entre las galletas y el acto carnal.

Sin embargo más sorprendente ha sido la reacción de millones de personas, tanto solteras como casadas, que han captado la idea y han acudido en masa a comprar galletas, hasta el punto de provocar que los lineales de los supermercados quedaran vacíos de estas galletas.

Hasta un supermercado cualquiera hemos enviado a nuestro reportero Guillermo Vida Mutocha, para entrevistar a un usuario cualquiera, y ha escogido a uno que salía con dos carros rebosando de paquetes de galletas. Estas han sido sus palabras:

“Corra amigo que cuando yo salía estaban sacando un palet de galletas del almacén”…, “ahh, que no está usted aquí para eso…”, “pues yo me he venido corriendo porque llevo ya un año sin mojar y, olle lo importante es el concepto ¿no?”, “yo llevo un año que el único polvo que echo es el del Cola Cao y ahora gracias a estas galletas también voy a poder mojar”.