¿Una partidita al futbolín antes de que empiece la final de Copa? preguntó el rey Felipe VI  al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y al presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. Los dos presidentes respondieron afirmativamente, así que Felipe VI llamó a su compañero de futbolín, el Consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, y en menos de 5 minutos le endosaron un estrepitoso 5-0 a Sánchez y a Moreno.

Como manda la tradición cuando te dejan a cero en una partida de futbolín, el rey Felipe VI exigió al presidente del Gobierno y al presidente de la Junta de Andalucía que pasaran por debajo de la mesa. Ambos presidentes tuvieron que pasar de una punta a otra de la mesa del futbolín arrastrándose por el suelo como dos lagartijas y tuvieron que ver el partido desde el palco VIP con los trajes llenos de mierda del suelo y oliendo a colillas de tabaco y a cerveza y vino que había derramada por debajo de la mesa del futbolín.

Las mofas y las risas de todos los allí presentes duraron hasta altas horas de la madrugada. Tanto Pedro Sánchez como Juanma Moreno han decidido no filtrar a la prensa esta noticia. Por suerte uno de los camareros que se encontraba dando el catering en el palco VIP del estadio es primo de uno de los reporteros de Cabronews y no ha dudó en contarnos todo en rigurosa exclusiva.

Según este camarero, que ha preferido permanecer en el anonimato, Sánchez tras sufrir semejante vergüenza, se arrancó la camisa en plan Hulk Hogan y retó a Felipe VI a una pelea de Artes Marciales Mixtas (MMA). El monarca declinó su oferta al ver la superioridad física del presidente del Gobierno. “Ese tío es un bicho. Me curra seguro”, afirmó al rey Felipe VI apresurándose hasta su asiento para disponerse a ver la final de copa.