Violeta ya no forma parte de la expedición de Supervivientes 2019. La dirección ha tomado la drástica decisión de expulsarla tras recibir la denuncia de un hotel rural ubicado a casi 2 kilómetros de su equipo.

El director del hotel ha querido recibirnos para dar su versión de lo hechos: “Me río del hotel ese que no soporta a las gallinas, no conocen a Violeta, esta chica es capaz de gritar ininterrumpidamente durante horas sin perder la sonrisa”.

“Por las mañanas podías ver a los clientes dirigiéndose a la zona del desayuno aturdidos y desorientados, como si vieras un capítulo de Walking Dead. Hasta colocamos colchonetas alrededor del edificio porque la gente comenzó a tirarse por las ventanas” nos dice agotado”.

“Pero bueno, ya todo ha terminado, ahora solo rezamos para que la Pantoja y las Azúcar Moreno no se vengan muy arriba cantando por las noches que ya están apuntando maneras”.