Ya se dejan notar los efectos del gobierno de coalición entre Sánchez e Iglesias y los primeros que están pagando sus políticas bolivarianas han sido los servicios de trasportes públicos, los cuales han dejado literalmente en el chasis.

Hemos entrevistado a uno de los chóferes de uno de estos nuevos autobuses, el señor Francisco Chero, que nos ha dejado estas curiosas declaraciones:

“Yo estoy la mar de contento, siempre quise tener un descapotable”, “y no te digo ná de lo que se farda en uno de estos, y el fresquito que te entra por todos sitios”, “eso sí, cuando llueve se me quejan los pasajeros”, “pero bueno que esto es como tó, al principio cuesta un poco habituarse, pero luego se nos hará hasta raro hasta ver los viejos y desfasados autobuses con paredes” nos cuenta convencido.