Según una encuesta publicada esta semana por el Instituto Nacional de Estadística, la etiqueta del champú ha perdido su privilegio como la lectura que nos acompañaba en esos ratos de intimidad en favor del móvil.

Hemos entrevistado a la responsable de esta encuesta, la señora Mercedes Tadisticas, para conocer en mayor detalle las conclusiones de la misma y esto ha sido lo que nos ha transmitido.

“Todos nos hemos criado aprendiendo las fórmulas químicas que contenían nuestros botes de aseo personal; champú, jabón y desodorantes, son algunos ejemplos de ellos”. “Sin embargo hoy en día el móvil tiene mucha más que ofrecer; juegos, noticias, redes sociales, entre un sin fin de opciones más”.

“Esto demuestra que no éramos químicos en potencia, ni que nos interesara la suavidad que te dejaba en la piel o en el cabello tal o cual producto, lo único que demuestra es que para aflojar el ojete nada mejor que distraerse con algo de lectura”.