“Están siendo semanas muy duras, lo peor está por venir y necesitamos estar más unidos que nunca”, así ha comenzado la rueda de prensa que ha ofrecido Pedro Sánchez desde el palacio de La Moncloa dirigida al conjunto de la nación.

Acto seguido, con rostro serio y preocupado ha alentado a la población a reunirse en masa y tomar las calles del país para decirle BASTA a este temible virus.

“Es el momento de demostrarle a este virus que no podrá con nosotros, los expertos me aseguran que es el momento de estar unidos y remar hombro con hombro para salir de este bloqueo, por eso he pensado que lo ideal será juntarnos mucho y caminar unas horas por las calles de manera decidida, para que el virus lo vea y sepa con quien se enfrenta”.

En este momento en el rostro de los asesores se mostraba sorpresa, parecía que el presidente se estaba saltando el guión, de manera que uno de ellos se le acercó y le dijo algo al oído, fue entonces cuando el presidente reculó y algo confuso dijo: “bueno, que cada uno haga lo vea más oportuno” y se retiró con paso firme a su palacio.