Ha saltado la noticia cuando según un informe del CIS, el éxito del nuevo aparato de satisfacción para las mujeres «Satisfyer», ha desencadenado una oleada de divorcios jamás vista en los últimos años. 8 de cada 10 mujeres casadas que han probado el succionador han solicitado el divorcio a las pocas semanas de probarlo.

Uno de nuestros reporteros ha podido entrevistarse con Alegría Soltera, una de las encuestadas recién divorciadas, que nos ha dejado las siguientes declaraciones:

“Llevo años aguantando a mi marido, viendo el fútbol en el televisor del salón todos los fines de semana, soportando sus pésimos gustos cada vez que íbamos al cine o cada vez que decidíamos ver alguna película o serie en Netflix”.

“Desde que una compañera de trabajo me recomendó el Satisfyer y di el paso para divorciarme de mi marido, veo en la tele lo que yo quiero, en el cine siempre elijo yo y en la cama siempre me quedo satisfecha con mi nuevo aparatito, no lo cambio por nada”, ha argumentado Alegría ante nuestro reportero.