Esta semana los miembros del Congreso de los Diputados han recibido una peculiar invitación. El alcalde de la Jaén ha invitado a sus señorías a acudir a unas jornadas de trabajo en el campo recogiendo aceitunas de forma manual.

La invitación ha sido recibida con incredulidad por los diputados que en un principio pensaron que se trataba de una broma. Tras contrastar la información y conocer la veracidad de la carta, más de uno ha puesto la misma cara que tiene el que le toca el siguiente turno en el dentista y las excusas se han reproducido por la cámara tan rápido como la mecha de un petardo.

Han sido los lideres de los partidos quienes han sacado pecho y después de que Pablo Iglesias declarase que acudiría encantado a la cita, el resto no han querido ser menos y uno por uno han aceptado la invitación, mas por vergüenza que por ganas.

No cabe duda de que toda España estará a la expectativa de ver semejante estampa y nosotros estaremos aquí para narrar lo que suceda en tan peculiares jornadas.