Djokovic anda un poco resentido por el año del balear y por cómo éste le ha vuelto a echar la pata por encima, quedando como número uno del ranking ATP a final del año.

Como parece haberse quedado sin argumentos dentro de la pista ha decidido atacar al Balear por su punto más débil, el pelo. Y es que a nadie se le escapa que Nadal se está quedando descapotao.

Es por ello que el Servio ha tratado de mermar a Nadal por donde más le duele, declarando que “cuando lo veo entrar en pista ya no se si entra una persona o una barra de choped”, “podrá tener muchos títulos, podrá ser el número uno del mundo, pero lo que nunca va a tener es mi pelazo”.

Por su parte Nadal, poco proclive a entrar en declaraciones cruzadas se ha limitado a declarar, “yo no soy calvo, pero tengo la frente amplia”.