“¡Estamos hasta arriba!”, “¡no damos abasto!”, “¡Tengo mis caballos abandonados!” todas estas expresiones eran muy habituales en la sede de Vox en Murcia desde su innegable éxito en las últimas elecciones generales.

Sin embargo, algo comenzó a torcerse el día que uno de sus líderes lanzó una queja que tocó de lleno el bravo corazón de la directiva, “Me cago en Dios, con esta cantidad de trabajo me va a ser imposible ir esta semana a los toros”, en ese momento, según nos cuentan fuentes presentes en la ejecutiva, todos se giraron con cara de horror y espanto, “fue un momento de claridad, todos en ese momento nos dimos cuenta de que la situación era insostenible e irreversible” nos cuenta esta fuente que prefiere mantenerse en el anonimato.

“Nos levantamos de nuestras mesas en silencio, nos acercamos a nuestro líder y nos fundimos en un abrazo patriótico, no podíamos permitir que la política se interpusiera en nuestro amor por el toro, nuestro corazón bravo e hispánico nos guió y decidimos retirarnos y mantener nuestros ideales intactos”.

Tras conocer los pormenores de este sorprendente suceso, en Cabronews valoramos tan valiente decisión y mostraremos nuestro apoyo y comprensión al resto de compañeros en toda España que quieran sumarse a esta iniciativa.