Los Investigadores de la Fundación Todovale y del hospital Madre mía de Barcelona han dado una primicia mundial identificando la mutación de un gen que otorga una mayor velocidad a estos atletas.

El gen en cuestión es el de la α-actinina 3 (ACTN3) más conocido como el Pilla-pilla y se encuentra casi exclusivamente en las fibras musculares de contracción rápida. Por ello, ha sido denominado como el gen de la velocidad.

Desde Cabronews nos hemos reunido con el doctor Juan la lleva de la Fundación Todovale y la doctora Ana Casa del Hospital Madre Mía para que nos explicarán la causa de la mutación y su relación con los apellidos:

“Esta mutación no se produce de la noche a la mañana sino que hacen falta al menos dos generaciones para que “despierte” el gen y se necesitan tres detonantes para que esto suceda: En primer lugar, tener un apellido que dé lugar al continuo pitorreo. En segundo lugar, los padres y madres de los individuos, que recomendarán que ante el pitorreo sufrido no duden en correr y en último lugar, y más importante de todos, es que el pitorreo sufrido deber ser diario”, afirman los doctores con caras de satisfacción.