El suceso ocurrió a primera hora de la mañana, cuando una pareja gritó horrorizada a la entrada del probador de la tienda y alertó a los presentes del estado agónico del animal.

“En ocasiones hemos visto pequeños animales atraidos por los vivos colores de la tienda pero nunca habíamos tenido un disgusto similar” nos cuenta Alicia, una veterana dependienta

La presidenta del partido Pacma en la zona nos advierte: “Esto debe servirnos de aviso a los humanos, cuando un noble reptil colapsa con una chaqueta, a lo mejor debemos captar el mensaje y entender que hay prendas que sobrepasan los limites del ridículo que un ser vivo puede asumir”