Man writes mathematical equations on chalkboard

Esta tarde hemos conocido en rueda de prensa, ante multitud de periodistas especializados, al ganador del premio Nobel de matemáticas, concedido a un desconocido Álvaro Tondas, por su teoría de trayectorias gravitacionales en círculos concéntricos en la que llevaba más de una década trabajando.

“Estoy muy emocionado, sobre todo porque llevo 7 años sin ver la luz del sol, yo soy muy cabezón y cuando me pongo con una cosa me pongo y no soy capaz de desconectar, así que me sentía muy culpable de salir de casa sin tener el enigma solucionado. En alguna ocasión llegué a coger el ascensor pero luego me entraba el sentimiento de culpabilidad, me daba la vuelta y me volvía a encerrar en mi estudio”.

Por otro lado, al ser preguntado por su revolucionaria fórmula y su aplicación practica en los conductores de España y el resto del mundo Álvaro Tondas fue rotundo “¿que de qué va a servir? pues de absolutamente nada por supuesto, esta fórmula no la entiende nadie más que yo, pero ya sabéis que últimamente los premios Nobel son una lotería, entre tú y yo, yo creo ¡que se han querido marcar una vacilada!”