No siempre el matrimonio es por amor, hay veces que las personas se unen por el interés. Este es el último caso que nos ha llegado a la redacción de Cabronews, donde Paco Jones, asturiano de 42 años, ha decidido casarse con su vecina Dolores Fuertes, andaluza de 83 años, con la única finalidad de durante estos días de confinamiento poder sacar a pasear a Bobby, el pequeño Yorkshire terrier que tiene Dolores.

Uno de los reporteros de Cabronews se ha entrevistado vía Skype con Paco que nos ha dejado el siguiente testimonio acerca de sus nuevas nupcias:

“Estaba ya que me subía por las paredes, después de casi un mes en casa encerrado en mi pequeño piso sin poder salir a ningún sitio, porque para colmo justo debajo de mi casa tengo la Comisaría de la Policía Nacional y cualquiera sale a la calle a tomar el aire aunque sea sólo cinco minutos”.

“Así que no he tenido más remedio que pedirle matrimonio a mi vecina Dolores, que se quedó viuda hace más de 20 años y tiene un perrito pequeño que necesita quien lo saque a pasear, porque ella la pobre también está mayor, así que hemos arreglado los papeles por Internet y nos hemos casado”.

“Estoy como loco de contento con Bobby, lo saco tres veces al día y puedo pasearlo durante 15 minutos cada vez y coger algo de sol, porque encima en mi casa no entra nada de luz ya que la única ventana grande que tiene da a un patio interior”.

“Ahora me he mudado a casa de Dolores que por suerte tiene un balcón y es muy luminoso, lo que me asusta un poco es el tema del sexo con ella, pero bueno haremos un poder”, nos comenta Paco entre risas.