Las redes sociales han cambiado para muchos la forma de entender la vida, hace unas semanas ocurrió algo en la vida de Guadalupe Chogrande que cambiaría su vida por completo.

Tras varios meses subiendo fotos de perfil a Instagram enseñando solo su cara y obteniendo cero me gustas, siguió la recomendación de un buen amigo que le propuso que se hiciera una foto dentro de un coche enseñando el colgante que le regaló su abuela.

En pocas horas pasó de tener 2 seguidores a 250.000. “Es un colgante precioso y muy especial”, comentaba Guadalupe en su publicación, “En directo os aseguro que gana bastante”.

Guadalupe se ha convertido ahora en Influencer de una conocida marca de colgantes francesa y tiene más de 7 millones de seguidores de todo el mundo. ¡Enhorabuena Guadalupe!