Son muchas las discusiones entre parejas consolidadas por elegir que película o que serie ver en Netflix, el caso de Agustín Eligiendo, nos ha llamado especialmente la atención ya que finalmente ha decidido divorciarse de su esposa y gastarse unos 3000 euros en una muñeca inflable con la que ya no discute.

Uno de nuestros reporteros ha podido entrevistarse con Agustín y ha obtenido el siguiente testimonio:

“La cosa ya no tenia solución o nos divorciábamos o nos dábamos de baja en Netflix, así que después de meditarlo mucho decidimos divorciarnos”.

“Una semana después, me enteré que había unas muñecas inflables inteligentes a buen precio y que podían ver cualquier película que yo pusiera sin quejarse, incluso el fútbol, así que no me lo pensé dos veces y me lancé a comprar una”.

“Mi vida ha dado un cambio espectacular, he perdido unos 20 kilos, estoy de mejor humor que nunca y puedo ver la saga completa de Rocky todos los fines de semana”, ha explicado Agustín mientras se abrazaba a su nueva “novia” en el sofá.