Un camarero de Cádiz se ha hecho famoso esta semana al anunciar por redes sociales que pondría en marcha el teletrabajo en su casa y, mostraba una foto rodeado de botellas de alcohol.

No sabemos si fue como broma o si era un llamamiento pero al día siguiente la cola de borrachos daba la vuelta a la manzana para tomarse una cerveza fresquita o un cubata bien cargado.

Hasta el lugar, saltándose controles de todo tipo hemos enviado a Fermín Trépido, nuestro reportero para asuntos peliagudos y ha podido entrevistar al barman, el señor Boja Radebirra, que le ha dejado estas palabras:

“Yo lo puse como broma la verdad, aquí estoy muy aburrido todo el tiempo encerrado en casa”, “pero mira el negocio es el negocio, ahora tengo borrachos en el salón, en los pasillos, en la terraza y una larga cola esperando en la puerta”.

Mientras decía esto las sirenas de la policía se han escuchado acercarse y han empezado a salir borrachos despavoridos por la puerta y las ventanas. De modo que no hemos podido terminar con la entrevista, pero mientras nuestro reportero se alejaba se podía escuchar al camarero gritando, “pagarme las copas cabrones”.