Antonio Calvo Congorro, sevillano de 35 años, ha sido expulsado esta mañana de una piscina pública por negarse a usar un gorro para bañarse mientras le gritaba al socorrista que tenía más pelo en el pecho y en la barba que en la cabeza.

Nuestro reportero Francisco Tilla ha podido entrevistarse con Antonio en la puerta de la piscina pública donde ha sido expulsado obteniendo el siguiente testimonio del andaluz:

“Llevo toda la vida con el mismo problema, cada vez que voy a nadar para hacer deporte y mantenerme en forma a alguna piscina pública, me obligan a ponerme el gorro y siempre acabo enfadado con algún socorrista”.

“Llevo 10 años calvo, en la cabeza no tengo ni un solo pelo, no entiendo porqué tengo que ponerme un gorro si tengo barba y pelo en el pecho”.

“Esta mañana ya ha sido el colmo, uno de los socorristas me ha pedido que me pusiera un traje de neopreno para no llenar de pelos la piscina, menos mal que soy andaluz y me lo he tomado a broma que sino la hubiera liado en gordo”, ha manifestado Antonio a nuestro reportero.