Es bien conocida la rivalidad en tono de guasa y de mofa existente entre béticos y sevillistas. Hoy les dejamos el caso de Lorenzo Lopera, socio del Betis desde que tiene uso de razón que se ha divorciado de su novia Matilde Palangana al día siguiente de su boda.

Uno de nuestros reporteros se ha trasladado hasta la capital andaluza para recabar más información y ha podido entrevistarse con Lorenzo que nos ha dejado las siguientes declaraciones:

“Todo era idílico hasta el momento que en el partido Betis – Valladolid, al día siguiente de nuestra boda, mi esposa empezó a cantar los goles del Valladolid como si fuera fiel hincha del equipo pucelano, en ese momento me puse a atar cabos y me acordé que mi novia era de Triana y además no sabía ni ubicar Valladolid en el mapa de España y por tanto tenía que ser palangana y en ese preciso instante le pedí el divorcio”.

“Ya me extrañaba a mí que nunca quisiera ver los partidos del Betis conmigo y que siempre me pusiera alguna excusa, cuando le dije que la dejaba no dudó en recordarme que el Betis era un equipo pequeño y que en su sala de trofeos solamente había un par de almanaques y un extintor, en cambio en la del Sevilla había cinco copas de las UEFA obtenidas en los últimos años”.