Parece ser que esta vez no ha hecho falta que se alertara a Batman con la batseñal para que, él mismo, se ofreciera de voluntario al gobierno español y velara por la seguridad de las cofradías y de los ciudadanos de a pie.

Ayer mismo el Caballero Oscuro llamó en persona a la redacción de Cabronews, “estoy muy preocupado con las aglomeraciones de personas, y más con las calles tan estrechas de algunas ciudades españolas. Me gustaría aprovechar de paso para ver a mi Cristo del Silencio que me pone la piel de gallina y a mi Virgen de La Macarena que me tiene loco la verdad. De hecho, poca gente lo sabe pero no hay aventura en la que me embarque sin llevar mis dos estampitas bajo el traje y sin darles mi besito de la suerte.”

“Para la ocasión, he encargado un traje de Batman precioso, con un enorme capirote que es la ilusión de mi vida y que está pensado para mimetizarse perfectamente entre los nazarenos y disimular mi presencia” nos reconoce con la voz entrecortada de ilusión.